blog_image

 
Las bicicletas eléctricas se están convirtiendo en un medio de transporte cada vez más común en las ciudades de todo Europa. Pero una de las mayores reticencias sobre ellas es que algunos creen que la bicicleta eléctrica no ayuda a mejorar la salud física. Un mito que dos estudios acaban de desterrar.
Por ello ante la pregunta ¿cómo funciona una bicicleta eléctrica? ¿Se hace ejercicio? La respuesta es sí.
 
Como decíamos, el auge de las bicicletas eléctricas es un hecho. En 2020 el número de ciudadanos europeos que ya poseía una bicicleta eléctrica o tenía previsto comprarse una se incrementó en un 24% respecto al año anterior.

Su atractivo radica en que reúnen todas las ventajas propias de las bicicletas (su versatilidad, practicar deporte y no contaminar el medio ambiente), unida al cómo funciona una bicicleta eléctrica, gracias a la inclusión de baterías eléctricas que permite circular más rápido o a echar una mano a la hora de subir cuestas.
  Con las bicicletas eléctricas se hace más ejercicio que con las tradicionales  
Y sí, como señalábamos al principio, con las bicis eléctricas se hace ejercicio. Incluso más que con una bici clásica. Así se recoge en el estudio publicado en la revista Transportation Research Interdisciplinary Perspectives que ha tomado como muestra a 10.000 ciclistas de siete países europeos.
 

Según este estudio, los ciclistas que utilizaban una bicicleta eléctrica superaban a los ciclistas de bicicletas tradicionales en términos de ejercicio total cada semana.

 
Primero porque las usan más

TOP